dom

05

ago

2012

Seis meses después...

El tiempo pasa y no nos damos cuenta, hoy lo noté cuando vi este mensaje en mi bandeja de entrada:

 

"¿Recuerdas tu página carlosvasquez.jimdo.com? Hace seis meses que no la visitas. ¡Qué lástima! Inicia sesión en tu página Jimdo y reactívala. De lo contrario se desactivará y tu dirección quedará disponible para otros usuarios."

 

Aprovecho para darme una vuelta por aquí.

0 comentarios

dom

15

nov

2009

Postdurmiente

Siempre que te recuerdo, mi amor,

una mañana de lluvia acude a mis ojos,

los linderos de la bruma opacan la risa

y melancólico asumo un aire de mártir

mientras mi cara sin cuchilla se llena de rastrojo.

 

Ese día no faltan quienes me tratan de loco,

como siempre, extravían la ruta de mi raciocinio…

 

Pobres caminantes grises,

qué podrían saber de alfileres clavados

en la punta izquierda del pecho,

o de las maromas para vivir

a las que se obligan las almas enamoradas.

 

El remate de la ausencia da su coletazo a las doce,

los vestidos caen a los pies

y una rosa en punta dibuja signos

sobre la geografía de fuego de esa noche

que volviste del sueño

0 comentarios

sáb

19

sep

2009

Diferencia Radical

La diferencia entre la redacción periodística y la redacción literaria es que, en un día de fuertes vientos, uno no ve un puñado de libros girando en medio de la calle.

0 comentarios

vie

18

sep

2009

Café bien "tertuliado"

Por encima de los cafés sobre la mesa, una afirmación salió del fondo mi garganta.  Como cuando mi gato se deshace de una bola de pelos:  "El conocimiento produce tristeza".  Mi interlocutor me miró... midió mi grado de seriedad y concluyó con un prolongado "Mmmm... interesante".  La siguiente hora la pasamos hablando de lo mismo.  Como siempre ganó la dialéctica sobre el tedio...

 

No llegamos a ninguna conclusión, pero cuanto aprendimos. 

0 comentarios

mié

16

sep

2009

Lejos... Ayer?

Mis poros recalentados absorben el polvo del camino mientras las suelas de mi zapatos gruñen a cada paso.  Miro la lejanía del horizonte y me doy cuenta de la gran distancia entre mis recuerdos y los días en los cuales voy colgando mi vida.  Las hilachas de mis esperanzas ondean como la cola de un renacuajo sobre la roca oscura del río.  

 

Y la pregunta: Regreso al agua entre contorsiones o me dejo llevar por los restos de esta mañana de desazón?

0 comentarios

mar

15

sep

2009

Ramalazo de Realidad

Fue solo un momento.  Como el orgasmo espiritual de los santos.  Lo vi tendido en el suelo con una sábana de retazos cubriendo sus despojos mortales.  La gente rodeaba el cordón policial con mucha curiosidad y no poca indolencia.

 

Pensé en la fragilidad de mi propia vida... y por un momento, fui triste.

0 comentarios