mié

16

sep

2009

Lejos... Ayer?

Mis poros recalentados absorben el polvo del camino mientras las suelas de mi zapatos gruñen a cada paso.  Miro la lejanía del horizonte y me doy cuenta de la gran distancia entre mis recuerdos y los días en los cuales voy colgando mi vida.  Las hilachas de mis esperanzas ondean como la cola de un renacuajo sobre la roca oscura del río.  

 

Y la pregunta: Regreso al agua entre contorsiones o me dejo llevar por los restos de esta mañana de desazón?

Escribir comentario

Comentarios: 0